EL COLEGIO

Si bien “LOS PINITOS” fue creado el 13 de diciembre de 1969, tenemos que remontarnos a tiempos más lejanos para tener una idea cabal del espíritu que lo guía.

En el primer cuarto de siglo habiéndose transformado Europa en el reino del caos y la destrucción, como consecuencia de una tremenda guerra, Argentina se erige como símbolo de grandeza, riqueza y esperanza.

Y es así como miles de inmigrantes dejan sus poblados y con sus ojos puestos en la tierra nueva, llegan pobres de dinero pero espiritualmente ricos.

Portan consigo tesoros invalorables, traen la hidalguía, la fuerza física y moral, el temple y la fe. Se radican a lo largo y ancho de nuestra Nación, jugando un papel fundamental en su crecimiento y progreso.

c

Una de esas familias, la familia Pecorari, decidió radicarse en “El Palomar”, en aquel entonces no era una ciudad pujante como lo es ahora, sino un reducido número de familias pioneras que soñaban con formar una comunidad organizada, en dónde sus hijos pudiesen crecer en paz y armonía.

Esos nombres figuran entre los fundadores de importantes instituciones.

Día tras día veían crecer a sus hijos con el mismo amor y entusiasmo con que crecía “Palomar”. Había llegado la hora de devolver a “El Palomar” lo que les había brindado durante tantos años a través de sus instituciones: “Una inmejorable formación”.

c

Un profundo espíritu visionario heredado de sus padres: Mario Pecorari y Fausta D. de Pecorari, una definida vocación docente nacida y afianzada en los años compartidos con una gran educadora como lo es la Srta. María J. Graupera

Y un sentimiento de agradecimiento a la comunidad donde se desarrollaron, fueron los únicos pero fundamentales elementos con que Ana y Adriana Pecorari contaron cuando en el año 1969 decidieron crear la guardería “LOS PINITOS”.

Al no contar con medios económicos suficientes, sabían que les iba a tomar varios años concretar ese sueño pero términos como fe, lucha, perseverancia, esperanza, habían sido los primeros que habían aprendido en el seno familiar.

El nombre “LOS PINITOS” no fue una elección tomada al azar, sino que en él se traduce una tradición que comienza hace 38 años

cuando Mario Pecorari y su esposa desean plantar un pino por cada hijo que naciera. Eligieron un pino por ser él quien, apuntando siempre hacia el cielo, es símbolo de progreso y su perennidad símbolo de tenacidad y constancia.

Siempre existieron en el jardín tres pinos, representando a cada una de las hijas y hace algunos años, plantaron un cuarto pino en representación de todos los nenes del jardín ya que la pequeña familia que comenzó a gestarse hace más de 50 años, es hoy una gran familia de más de 400 miembros.

En 1973 los arquitectos Norma A Pecorari y Jorge Serrano dirigieron la construcción de las nuevas instalaciones.

La pequeña cabaña dio paso a las cinco aulas, los bañitos, el comedor, el mástil, una pequeña base de cemento hecha por Don Mario, es reemplazada por una más grande, cuyo vértice podrá exhibir con orgullo la Bandera Nacional.

Se crean las salitas blanca, naranja, verde y azul para los grupos de 2,3,4 y 5 años.

En 1978 se agregan las salas amarilla para los nenes de 1 año y la celeste para otro grupo de 3 años. Además en este mismo año se transforma en jardín “Bilingüe; y quedan planes, quedan ideas, queda futuro...

La fisonomía de “LOS PINITOS” fue cambiando y seguramente seguirá cambiando si el bienestar y la comodidad de sus nenes lo requieren, pero lo que se mantendrá incólume, a través del tiempo es que el espíritu esté embuido de AMOR Y DEDICACIÓN.

D.I.E.G.E.P: 7619 – Jardín Maternal
D.I.E.G.E.P: 1496  – Jardín de Infantes
D.I.E.G.E.P: 1795 – Colegio Primario Bilingüe – Res. 759/99 – Res. 062/12
D.I.E.G.E.P: 2929 – Colegio Secundario Bilingüe con Italiano como segunda lengua extranjera – Disp. 565/13